Cuando quieres adoptar y te desaniman

Cuando quieres adoptar además de enfrentarte a tus miedos personales, tienes que lidiar con el desaliento de quienes te rodean, que a todas luces sólo quieren lo mejor para ti.

De ahí la retahíla de frases egoístas:-no te compliques la vida,-qué necesidad tienes,-ten tus propios hijos,-para qué crearte un nuevo compromiso…y un largo etc de palabras embrutecidas que se alejan de la sensibilidad de unos padres, buenos, generosos, valientes y que tienen un excedente de amor, razón ésta de su deseo de adoptar.

Curiosamente el amor es lo único que al repartirse, se incrementa, de tal modo que estos padres, jóvenes esposos que se aman, que aman a sus hijos-a los que ya tienen-desean seguir amando e integrar a un nuevo miembro en su familia por la vía de la adopción.

Pero la sociedad no está preparada para dar, más bien lo está para servirse-de y en ese hedonismo individualista pudiera ser que la motivación para tener un hijo sea la simple satisfacción personal de haber procreado y saber qué se siente. No le daremos un hermano a ese hijo, pero supliremos materialmente ese vacío que de seguro sentirá. Entonces, alguien dice: “Quiero adoptar” y es el momento en el que brotan todo tipo de insensateces recubiertas de un sentido carácter práctico del asunto.

No seré yo quien diga si hay que adoptar o no, confieso que en su momento me pudo hacer ilusión pero ese tren ya pasó, sin embargo, animo a quienes se lo plantean y creo que hay que brindarles todo tipo de ayudas en vez de bombardearles con posibles, futuros, hipotéticos inconvenientes que pudieran darse.

La vida es una aventura y quien no tiene la más mínima aspiración, obviamente no avanza. Los otros, los valientes, por el contrario, a veces se hunden en el barro, en ocasiones lloran en la soledad de la batalla, pero siempre salen victoriosos puesto que el propio ejercicio de querer vivir y amar es en sí mismo una bendita recompensa.

Vaya por delante mi admiración a todos aquellos padres-entiéndase, un papá y una mamá-que han sentido el palpito de adoptar y lo han hecho.

Sirva también mi admiración para aquellos que no han llegado a decidirse, por las razones que sea. Haber sentido tal inquietud ya habla en favor de ellos.

Si conoces a alguien con excedente de amor, por favor, no le desanimes.

Anuncios

10 thoughts on “Cuando quieres adoptar y te desaniman

  1. Los que adoptan son valientes.
    No los desanimaré , pero si son mis amigos, sí hablaré con ellos. Conozco muchos casos, unos admirables,sólo por ayudar; otros increíbles, teniendo varios hijos han adoptado otros tantos ( yo lo hubiera pensado más, pensando que está decisión repercute y mucho en los primeros ); otros con una clara vena egoísta, se necesita el cariño de un hijo que no se tiene… En fín que hay muy distintos modos y maneras. Y los resultados en muchos casos muy dolorosos y no son “tus hijos”.
    Difícil cuestión.
    No seré yo quien desanime, pero sí hablaré de lo que he visto.

    Vaya por delante que me encantaría que todos los niños del mundo tuvieran el calor de una familia.

    Me gusta

  2. El desanimo llega por las dificultades legales para la adopción y por el coste económico que implica. Por otra parte si los amigos desaniman a los posibles adoptantes mejor que no adopten, no les iría bien ni a ellos ni al niño. En este momento hay una familia con hijas que está pensando en adoptar a una niña de 14 años, una pequeña que ha sufrido mucho y necesita cariño pero las dificultades son enormes, los permisos y sobre todo la inseguridad de que pueda ser para siempre. Un abrazo

    Me gusta

  3. Fernando. Ni los hijos propios, ni los matrimonios, ni las relaciones con los amigos, o con los sobrinos o entre hermanos…
    Besos, muchos

    Me gusta

  4. Oportunidades de ayudar a niños que lo necesitan hay muchísimas. No sólo la adopción en la,que ayudas a uno.

    Y qué me dices de lacantidad de gente soltera que adopta y “crea” una familia un tanto original?. Quizá ayude a esos niños a tener unos estudios una casa mejor, pero la perdona en su integridad lleva consigo otros valores.

    Tú de verdad crees que con hijo adoptado que salga “mal” se puede tener la misma capacidad de amor que con hijo de tus entrañas?

    Como ves, quizá más experiencias que he visto ( otras no), o lo que pienso requiere más conversaciones contigo.

    Me gusta

  5. Teresa. Ser madre es una experiencia inexplicable.
    No comparto tu opinión. Madre Teresa decía que esa gota de agua que aportásemos, insignificante, ayudaba a hacer océano. “…No solo la adopción en la que ayudas a uno…” ¿Acaso uno no tiene en sí mismo un valor infinito? La cuestión no es “ayudar”, aquí hablamos de amor incondicional, que ese es el amor maternal, y sí, sinceramente pienso que si un hijo sale “mal” te duele y le quieres y le ayudas exactamente igual si es biológico como adoptado.
    Besos, muchos.

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s