Momentos “estrella”

mojonespacial1

Esta tarde sin ir más lejos he tenido un “momento estrella”. Iba por las calles malagueñas cuando he querido acortar el trayecto y he hecho intención de cruzar por donde no se debe…y en ese instante he tenido mi momento estrella y he decidido que no me compensa ponerme en peligro sólo para ahorrar unos metros.

Pero momentos estrella hay muchos en nuestra vida. Por ejemplo, me viene a la memoria aquella vez que estuve a punto de entrar a una provocación…menos mal que no lo hice. Por aquel entonces estaba embarazadísima de mi cuarta hija y el energúmeno que tenía frente a mi estaba rabioso. Tuve mi “momento estrella”, eché el pestillo en el coche y pensé que no me compensaba.

“Momentos estrella” son aquellos que en un segundo te desvían de ese mal camino que quieres tomar y que de alguna manera te salvan la vida. Es ese momento donde el ímpetu da paso a la razón, donde la soberbia se rinde a la humildad, dónde la violencia se deshace ante la paz..

¿Discutir con éste  o aquél…? No me compensa.

¿Reclamar un euro con una cajera que insiste en que ya te dio el cambio? No me compensa.

¿Entrar al trapo en una discusión donde nadie escucha a nadie o donde todos atacan a uno? No me compensa.

¿Llamarle la atención a una persona por una descortesía, por una falta de cariño, por un gesto desabrido…? No me compensa.

Poco a poco, todos vamos haciendo la vida, nuestra vida, y somos nosotros quienes decidimos qué nos compensa y qué es lo que no merece la pena, y así, aprendemos a despreciar todo aquello que nos enturbia y en definitiva, no nos aporta absolutamente nada.

Normalmente adolecemos de ésta o aquella falta y quizás por eso nos molesta tanto cuando nos vemos reflejados en el otro y la furia, la soberbia, la ironía, las malas intenciones…todas estas fieras se ponen en pie y afortunadamente todas ellas acaban enjauladas gracias a los “momentos estrella”.

Otra cosa es analizar de dónde procede esa luz, quién la genera, quién nos la brinda…

No sé, me gustaría que me contaseis algún “momento estrella” que recordéis y que me digáis por qué no os compensa tomar un atajo o defender una idea.

Anuncios

14 thoughts on “Momentos “estrella”

  1. Últimamente no estoy acertada, tengo pocos “momentos estrella”; por eso he agradecido mucho lo que has escrito.
    Viene muy bien recordarlo. No compensan tantas cosas…
    Gracias!

    Me gusta

  2. Has hecho una reflexión final tan buena, Luisa… Para “momentos estrella”, conocer los puntos débiles de uno. Yo me he propuesto ser “cobarde”, distanciarme de fragor del combate… porque si no, no respondo. En temporadas de ánimo bajo, huyo para poder controlar lo que digo. O lo que es lo mismo, me quedo muda😉¡Dando en diana! Un beso con todo mi cariño, querida fuguilla.

    Me gusta

  3. Ahora mismo no recuerdo ninguno ¿por que será? pero tu reflexión me ha calado y voy a estar muy pendiente y disfrutar de esos momentos estrella. ¡¡Gracias!!

    Me gusta

  4. Hay dos cosas que he aprendido y que hago ultimamente mucho:
    – cuando me hacen un reproche…..si no lo veo justo, no me importa tanto el disgusto de que me lo digan como que esa persona “siente en su interior que tiene ese pensamiento de algo mio” y eso creo que ya no es reparable. Creo que los reproches no sirven de nadaaaaa
    – tengo una compi en el trabajo que “nunca hace las cosas con maldad” esa es su frase…..si ella te falla o te la lía parda, su frase es que ella es generosa y todo lo hace por ofrecerse y bondad…… ya ni entro. Para qué gastarme en convencerla de que no me la da? ja ja Un besote

    Me gusta

  5. Lo explicas muy bien, Luisa. Todos tenemos muchos defectos que nos llevan a arranque malos: discutir, mentir, pasar el primero, insistir en las propias ideas, no perdonar,… Si no nos frenáramos, la vida sería un infierno para uno mismo y para los demás.

    Un ejemplo de “momento estrella”. Me estudié muy bien un asunto de trabajo. Mi jefe me llamó para hablar de ello. Se lo expliqué. Me dijo “no, eso no puede ser así”. Yo se lo volví a explicar. Repitió: “no, eso es incorrecto”. Tuve mi “momento estrella”, le dije: “ah, sí, debo haberlo entendido mal, debe ser como crees tú”. ¿Para que insistir una tercera vez? Se quedó tan contento de ser tan listo.

    Yo tenía razón, por supuesto.

    Me gusta

  6. Sunsi. Desde luego es mejor permanecer en la retaguardia, en un segundo discreto plano a ir abriendo filas y metiendo la pata 🙂
    Besos muchosssss

    Me gusta

  7. Winnie. Lo bueno es que aprendes y que pones tus aprendizajes en práctica. Felicidades. Hay quien no aprende nada en toda su vida…
    Besos, muchos

    Me gusta

  8. Fernando. ¡Bien por ese momento estrella! Cada vez tengo más claro que discutir con quien tiene la mente cerrada es una pérdida de tiempo y además puede tener consecuencias muy negativas.
    Besos, muchos

    Me gusta

  9. Qué entrada más interesante… No recuerdo ningún momento estrella en particular, pero sí que he aprendido a ir poco a poco eligiendo algunas batallas que librar y desechando otras. No se pueden luchar todas, una acaba exhausta… y no me compensa entrar al trapo de absolutamente todo lo que no estoy de acuerdo, personal, profesional y socialmente… Creo que en parte, eso es por la edad, que vas echando cabeza y buscas tranquilidad por encima de llevar la razón.
    Besos Luisa!!

    Me gusta

  10. Ali. jajajajajaja sí que se va echando cabeza, sí. Pero la mayoría de las veces y mientras sí y mientras no, es darse calamonazos jejeje
    Besos, muchos, recién casada 🙂

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s