De camino al Camino

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Lo mejor de los acontecimientos son los preparativos que los preceden y en este caso, hablamos de veintitres personas, mujeres todas, menos él, entrelazadas por esas cosas del destino.

Veintidós compañeras de colegio, algunas amigas, todas hermanadas por el azar, la vida, el universo. Ellas y él, que se une valientemente al proyecto porque ya lo tenía planeado con su esposa y no quería quedarse atrás.

Pues hala, vamos, y vamos haciendo, comprando equipamiento peregrino, comentando y recordando consejos anti ampollas y otros chinches del camino, y nos vamos riendo, la ilusión flota en el grupo del whatsapp que a veces arde, a veces se silencia para volver a erupciones como un vocal en forma de incontinencia verbal y alegría.

Finalmente llega el día uno y nos encontramos todas-permitidme usar el genérico, sobre todo porque él me lo permite-procedentes de distintos destinos y convergentes en el punto de inicio: Sarria. De ahí partimos, madrugadoras, dicharacheras, bien desayunadas y con ganas de pasarlo bien, de estar juntas, de andar, de hacer el camino.

Y vamos dando pasos que nos van acercando a la primera meta, y después a la siguiente y a la siguiente y a la siguiente y allí está, el Monte del Gozo, cámaras de fotos, risas, abrazos, y la vista a lo lejos, allí, muy próxima pese a que quedan unos kilómetros, se alza majestuosa la Catedral de Santiago. El Apóstol nos espera y nosotras bajamos cantando, con prisa, con energías renovadas.

“Somos niñas del Monaita, venimos de peregrinas, hemos hecho muchas millas, aúpa, pero seguimos divinas. Lo que nosotras queremos es darle un abrazo al Santo, que nos de su bendición, para volver otro año”-Canción con musiquilla de todas conocida y letra adaptada en cero coma por la chispa del grupo para tan magno y monaiteril evento.

Y así, cantando, hicimos nuestra entrada en la Plaza del Obradoiro donde terminamos abrazándonos, besándonos y felicitándonos por haber cumplido un sueño que durante meses había sido objeto de ilusión y divertimento.

Entre aplausos de los presentes y las lágrimas de satisfacción de las más sensibles, nos hicieron la foto que veis arriba.

¿Qué decir? Una semana de convivencia da para muchos ratos, algunas confidencias, pequeños desencuentros sin importancia pero sobre todo, da para mucho buen rollo entre personas que se quieren, porque nos queremos mucho, porque seguimos unidas a pesar del tiempo y la distancia y porque ser monaitera, mola, de hecho si no fuera por aquello, hoy no estaríamos ahí 🙂

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar…”

Lo otro, los silencios, el recogimiento, la oración encendida, la súplica, el abrazo al Apóstol, la confesión sacramental, la santa misa y la petición intima, queda para cada una de nosotras, peregrinas monaiteras, como tesoro escondido en nuestros corazones, que aman y se conmueven ante un mundo necesitado de humanidad y de Amor.

Gracias queridas todas, gracias Nono por tu capacidad de resistencia ante 22 locas del camino, ha sido un placer inmenso compartir esta aventura con vosotras-genérico, no se me amosquen jejeje-

Y así termina un viaje que deja la puerta abierta…

 

Anuncios

10 thoughts on “De camino al Camino

  1. Precioso….Hice en el 2008los 200 km finales. Una de las mejores experiencias de mi vida y me marcó…por muchas cosas. Un abrazo ENORME

    Me gusta

  2. Bienvenida, Luisa. He estado bien preocupado. Me alegro mucho de volver a leerte.

    No puedo opinar: hice una vez el Camino de Santiago… ¡en coche! Creo que no vale lo mismo.

    Seguro que han sido días maravillosos que recordarás en el invierno, con el frío y con la lluvia.

    Bienvenida.

    Me gusta

  3. Winnie ¿puedo encontrarte en algún blog? cuando eso pase, avísame, amiga mía. La verdad es que en el año santo de 1976 hice el camino con mi familia, mis padres y los cuatro hermanos que somos y fue, sin duda, el mejor verano de nuestras vidas 🙂
    Besos, muchos

    Me gusta

  4. Fernando ¿has estado preocupado por mi? pues qué alegría pensar que alguien me echa en falta 🙂 Lo del camino en coche, como diría una amiga mía, chungo chungo jajajaja, andando te da la posibilidad de saborear el paisaje, el olor, la tierra, las experiencias del camino. Ha sido genial.
    Besos, muchos y gracias, amigo mío

    Me gusta

  5. Luisa, el camino de Santiago ed total, puedes cultivar muchas fa cetas tanto corporales ( turismo, ocio, diversión, amistad..) Y facetas espirituales y religiosas. Yo empecé un finde largo hace aaños de mano ( y de pies) de la gran Sarri…, luego cada año he hecho un tramo a mi bola y solo…Escribo este comentario en una Terraza de Santiago y sabes tb que lo he acabado…y me he acrdado tb de ti en alguna oración…

    Pues eso, como debes saber y para el resto de la vida:

    BUEN CAMINO!!!!

    Me gusta

  6. Tomae. Qué alegría saber de ti en “directo”. Me alegro mucho de ese camino, la verdad es que es totalmente recomendable y engancha mucho. Yo me he quedado con ganas así que supongo que volveré 🙂
    Buen camino para ti también, siempre!
    Besos, muchos

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s