Desmotivación laboral brutal

ajie cubanelas

Pertenezco a ese gremio impopular y mal pagado, injustamente atacado y sistemáticamente desprestigiado…

En mis muchos años de fiel servicio no he tenido ni un gesto de reconocimiento, por supuesto nunca he sido premiada por nada, ni jamás me ha llegado una cesta de fruta a casa por Navidad, ni un triste trozo de queso, ni tampoco he visto recompensado mi esfuerzo con un salario justo, ni muchísimo menos he gozado de ningún tipo de dádiva, ni siquiera he podido promocionar porque eso habría supuesto alejarme de mi hogar y siempre me ha parecido más importante ser madre.

Nunca me han llevado de fin de semana de empresa, ni he participado de beneficios, ni siquiera he gozado de dietas cuando he tenido que quedarme a trabajar y alguna vez también a cenar para despachar lo que había que despachar. No sé lo que es un aumento de sueldo más allá de 10 euros a primeros de año, el año que sí.

Estoy tan desmotivada que me entran ganas de dimitir pero entonces recuerdo que si lo hago lo mismo me quitan la misérrima presunta pensión que me aguarda y pienso en mi ancianidad y me animo a seguir trabajando.

Siempre he tenido en alto concepto semejante labor, esto es, la de trabajar, tiene muchos beneficios aunque humanamente todos podéis comprender que mi empresa no incentiva de ninguna manera, así que, además de trabajar por dinero para poder vivir, podríamos decir que trabajo por amor al arte.

Hoy me han tocado las narices, una vez más. Con el último reajuste informático me han cerrado la posibilidad de hacer una tarea que hasta ahora venía haciendo con celeridad. Esa misma tarea, ahora, ya no va a ser una labor rápida y eficaz sino algo más tedioso, lento y por lo tanto ineficaz. Es decir, que lo que antes iba bien, ahora va mal y, cuando expongo mi queja me dicen que así están las cosas. Lo peor es la sensación de impotencia ante las decisiones equivocadas e inamovibles del sistema.

Lo dicho, nunca he visto un sitio más desmotivador que el Ministerio en el que trabajo y desde luego, tengo que recordarme cada día por qué me gusta hacer bien las cosas.

Muy triste todo, pero a nadie le importa un pimiento. Así son las cosas.

Anuncios

Mi corazón está con las víctimas de ETA

article_13912580833

Mi corazón está con las víctimas de ETA…

Cada golpe mortal, cada bala disparada, cada gota de sangre derramada, cada muerte cruel, brutal, injusta, me estremece de tal manera que me siento la madre, la hija, la esposa, la amiga, la vecina de cada persona asesinada a sangre fría, despiadadamente y sin razón alguna más allá del afán de matar y extorsionar.

Mi corazón está con las víctimas de ETA y siento cada lágrima vertida, cada corazón destrozado, cada soledad, cada vacío, cada desesperación…

ETA dejó un reguero de muertos y también de heridos, personas con secuelas para toda la vida, físicas o psicológicas, con miembros amputados…reventaron sus vidas para siempre y les arrebataron a sus seres queridos a los que ya no verán más…ETA sembró el terror y derramó la sangre de los nuestros, la sangre de los españoles asesinados miserablemente. ¿Cómo pudieron hacer del tiro en la nuca, del tiro a quemarropa, de la explosión por bombas lapa…cómo pudieron hacer de la tragedia de los nuestros, una rutina durante tantos años?

Mi corazón está con las víctimas de ETA…y si bien es una buena noticia que la banda “proclame su derrota” a manos del Estado Español, no lo es que no hayan mostrado arrepentimiento, que no hayan pedido perdón sinceramente, que quieran justificar sus actos como si aquí se hubiese librado alguna batalla política o social…

Por favor, que nadie cambie la Historia, que nadie justifique nunca estos actos, que nadie olvide que ETA mataba sin piedad, que secuestró y extorsionó. No había ninguna guerra, no luchaban contra nadie, simplemente mataban y cobraban un impuesto revolucionario-formas de ganarse la vida…-

Conozco el relato en primera persona de Maite Araluce, víctima de ETA, a ella le mataron a su padre y su madre quedó viuda y con ocho hijos. Es conmovedor que fuera su madre quien les inculcó que perdonasen, que no dejasen que el odio les dominara. Ahora trabaja activamente para que se haga justicia. ¿Acaso no apoyamos todos que se esclarezcan los más de trescientos crímenes que quedaron sin resolver?¿Quizás no consideramos necesario que se haga justicia, que se cumplan las condenas, que no se les hagan concesiones penitenciarias…?

Este negro, triste y sanguinario periodo de la historia de España termina, los presos encarcelados algún día saldrán en libertad, como de hecho ya hay muchos que han vuelto a sus vidas, los que no volverán nunca son los que murieron y los que nunca tendrán una vida normal son todas las víctimas de ETA, que no podrán recuperar lo que se les arrebató tan violentamente y tan sin sentido.

Mi corazón está con las víctimas de ETA.

 

¿Qué es la violencia?

nv

Al hilo de la sentencia sobre La Manada, reconozco que la reacción de la sociedad me preocupa.

Obviamente y no siendo jurista, ni habiendo asistido al juicio, ni teniendo conocimiento de la documentación y especialmente me refiero a los vídeos que hay sobre los hechos, no voy a pronunciarme sobre el tema.

Entiendo que las distintas interpretaciones jurídicas ante un mismo delito, causan inseguridad, pero desconozco todos los elementos así que no puedo hacer una valoración sin arriesgarme a ser imprudente o errar.

Como mujer, mi sentimiento acompaña a la chica agredida y a todas aquellas mujeres que han sufrido la violencia del hombre. Y ahí es a donde quiero llegar: ¿Qué es la violencia? Dicho de otro modo: ¿entendemos que para que haya violencia tienen que haber golpes, heridas, fracturas y sangre? Lo mismo estoy más equivocada que el pupas, pero yo en mi corta experiencia vital he vivido situaciones de violencia donde solo ha bastado el golpe de la indiferencia, o el golpe de la insinuación de la imposición de la fuerza o el poder para sentirme amedrentada. Como yo, el resto de los mortales. Todos tenemos experiencia de situaciones donde hay violencia sin necesidad de que haya sangre.

En mi ignorancia, el solo hecho de que una chica de dieciocho años se haya visto acorralada en un portal por cinco tíos, que haya sido penetrada en once ocasiones, que haya quedado tirada en el suelo después de que le quitasen el móvil…en mi ignorancia, entiendo que en ningún caso la chica ha podido vivir esa experiencia como una apasionada noche de amor, más bien como una pesadilla brutal, como una trágica violación. Pero insisto, no hago ninguna valoración de la sentencia, de momento…

Obviamente a cada crimen que se comete en España no podemos reformar el Código Penal, ni podemos hacer juicios populares sin ningún tipo de garantías de los derechos de los imputados, pero a la vista de cómo están las cosas, mi pregunta es:

¿ Deberían limitarse los datos de todo juicio en los medios de comunicación a fin de evitar esos juicios populares o por el contrario, se entiende como un derecho de la sociedad tener todo tipo de detalles de los delitos que se juzgan?

¿ Para entender que hay violencia o intimidación tienen que haber heridas, fracturas o sangre?

App que ayudan a rezar

asz4g2fo4jmfnfkca5ysuyp3tbwehxoo78tywbt1lq064yxtycvxcsu-gmtk3jn5rugnlospn5kruxz_uvm8fcqyn-8

Coincidimos casi todos en que el móvil se ha hecho imprescindible en nuestras vidas, y entre otras utilidades, a mi me sirve para rezar en general y rezar el Rosario en particular. Tengo descargada una APP que me gusta mucho, os dejo aquí el enlace para que podáis encontrarla.

En ocasiones rezar el Rosario puede resultar difícil y para eso están este tipo de ayudas, de tal modo que ya sea en casa o si vas en coche o si te das un paseo, te conectas y lo rezas en un pis pas.

A nuevos tiempos, nuevas tecnologías, nuevas formas de rezar, siendo siempre lo mismo, un rato de conversación con la Señora-en el caso del Rosario-o con Dios, nuestro Creador.

Ya sé que no se estila hablar abiertamente de la oración, en términos generales, aunque no podemos negar que sigue siendo una rabiosa actualidad el hecho de necesitar comunicarnos con Dios y su Madre, que muchos lo hacen en tiempos de bonanza y todos, hasta los más descreídos, cuando se ven en apuros. Es una realidad.

Estamos  necesitados de oración, nos sirve como esperanza de vida, nos da consuelo, nos conforta y en el plano espiritual además, según nuestro credo y por la comunión de los santos, ayuda a otros.

Los que ya rezáis el Rosario, podéis apoyaros en esta app o en otra cualquiera, y los que no rezáis, sabed que todo llega, no hay prisa, cada cual necesita su tiempo.

Hablemos de las Reinas

letizia-joyas--a

Esta semana hemos hablado de las Reinas de España, concretamente de Dª Sofía y Dª Leticia.

Hablar es decir mucho… Más bien, ha habido un revuelo y una explosión de críticas que han invadido las redes sociales y los medios de comunicación, haciendo de una torpeza una cuestión de Estado.

He leído verdaderos insultos y la soberbia opinión de los más exaltados detractores de la actual Reina de España. Si hubiesen podido, la habrían linchado al más puro estilo del Oeste, en plan western.

Los españoles tenemos ese aquél, esa capacidad de envidia, ese afán destructor de lo nuestro, esa alma guerrera que nos lleva al canibalismo social. Mucho listillo suelto, todo muy español…

La Reina de España, además de ejercer como reina, es una persona y no puede ser perfecta siempre, porque la perfección en esta vida no existe. Ha errado. De acuerdo. Ha tenido un mal gesto. De acuerdo. Le ha hecho un feo a su suegra. Pues sí. Pero nada más. No creo que tengamos que cuestionar la Monarquía por un simple gesto…y mucho menos destronar a una Reina.

Dª Sofía nos parece una señora, una Reina y una mujer de gran dignidad y como tal hay que respetarla.

Dª Leticia es una señora, una Reina y una mujer de gran dignidad y como tal hay que respetarla.

Compararlas es un error.

Sé que los monárquicos se han dolido mucho, que los no monárquicos se lo están pasando pipa y yo, que no estoy en ninguno de los dos grupos, he visto con estupor cómo los buenos, los listos y los perfectos, han atacado despiadadamente a una mujer de nombre Leticia, cómo la han insultado, la han etiquetado, la han juzgado y la han condenado y si hubieran podido, la habrían fusilado…

La pregunta es:

¿Los españoles no hemos avanzado nada?

Cuál es el objeto de una conversación

b58e37ff49ecb7acd49053633f59

Me decía una buena amiga que el hecho de “hablar” es un acto reflexivo que busca un bien, de tal modo que si hablamos con la sola intención de manifestar nuestra superioridad-véase autoridad, inteligencia, fuerza, etc-o peor, con intención de buscar una revancha, un distanciamiento o un mal mayor, nuestras palabras deberían quedar retenidas.

Tengo que reconocer que el pensamiento es elevado: hablar con intención de conseguir un bien. En un mundo parlanchín y justiciero, esta idea puede parecer ridícula o inalcanzable, sin embargo, conozco a personas que solo hablan para ser amables, solo buscan confortar, cuando hablan fluye la paz y transpiran confianza y comprensión.

Luego, pienso en otras que no pueden dejar de atacar o presumir, que además mienten como bellacos y siempre están en posesión de la verdad, aunque su perorata mine los ánimos y quiebre los nervios del más templado.

El lenguaje es una herramienta que puede construir o destruir, depende de qué intención le demos a nuestras palabras, creo que eso exige una gran responsabilidad a la hora de hablar y es que a veces, reconozcámoslo, somos prepotentes e irresponsables y lo cómico o lo trágico es que no tenemos conciencia de serlo.

En las últimas horas el sentir popular, me ha traído a la memoria aquel apedreamiento a un santo, hasta matarlo-¡Dios salve al Rey!-

A veces, las palabras pueden ser mortíferas, entre otras cosas, porque se escupen-permítaseme la expresión que quiere ser gráfica y no ofensiva-con esa intención.

Descendiendo a lo personal se de alguien que va difamándome. Esa persona no sabe que lo sé. Pero yo lo sé. Tengo que administrar ese conocimiento… Sería más fácil si la ofensa sólo me salpicase a mi, pero se extiende a alguien más… y sin embargo, después de hablar con mi buena amiga referida en el primer párrafo, me parece más coherente callar que hablar. La libertad del silencio es muy valiosa, empiezo a pensar que la venganza es para los lerdos, aunque si hablase buscaría hacer justicia…posiblemente, pero también podría dominarme la ira y perdería la razón… pero dejemos a un lado lo personal y vayamos a lo importante, a lo que nos atañe a todos: hablar…¿con qué intención?

Hablar con intención de hacer el bien, me parece una meta difícil pero altamente estimulante.

Hablar para conseguir un bien o callar, ese es el dilema.

La pregunta es:

¿te has planteado hablar con intención de hacer el bien?¿te has planteado callar un poquito?