Voy a ser madre

Voy a ser madre y no me lo creo, la cabeza me da mil vueltas, el corazón me palpita, las emociones se disparan y siento muchas ganas de llorar, y lloro.

Lo hago por la alegría de ser madre, por este regalo maravilloso que es el hijo que se gesta en mis entrañas, esa persona a la que amaré incondicionalmente mientras me quede un aliento de vida, ese bebé dulce y tierno que irá dejando atrás los años y se convertirá en un hombre especial, único, irrepetible y yo tendré el orgullo de ser su madre. Esa suerte tengo.

Voy a ser madre pero el muy tunante se resiste a venir al mundo y el médico me advierte:

  • o nace o te provocamos el parto.

A mi no me gusta que me provoquen nada, de nunca, pero entiendo que todo tiene un límite y rezo en silencio y hablo con él: ¡ánimo hijo mío!

Como él no se decide, definitivamente me ingresan una tarde de febrero con intención de provocar el parto al día siguiente pero…esa misma noche, prácticamente en un visto y no visto, me veo pasillo adelante empujada por un celador que me lleva a paritario: ¡voy a ser madre!

Nacho nació a las 22.20 de la noche, era viernes y fue un día muy especial, el día en que por fin pude acunarlo en mis brazos después de nueve meses de espera.

Regordete y rubito, un bombón de bebé, mi hijo, qué situación más normal ¿verdad? y sin embargo, única, especial y conmovedora.

Os dejo con un vídeo suyo que hizo hace unos días aprovechando el oleaje de ese mar mediterráneo que guarda tantos misterios, ese mar salado que tanto me gusta, que tanto nos gusta…

¡Feliz cumpleaños Nacho! Tu madre que te ama 🙂

***Por razones del parto, adelanto la publicación del jueves a hoy, 22 de febrero, un día especial.

Noticias positivas: educando en valores

baloncesto_directo_2015_2016_625x300_16

El respeto tiene que estar por encima de la victoria. Con esa premisa el director del colegio Santa María del Pilar, en el distrito Retiro, decidió retirar a su equipo de la Copa Colegial de Madrid ante las «actitudes irrespetuosas» que sus propios jugadores tuvieron con los rivales, del colegio Obispo Perelló. El equipo masculino de baloncesto implicado, formado por alumnos de Bachillerato, también tuvo que ofrecer el triunfo a sus adversarios, pese al contundente marcador final: 65-32.

En la cancha, el juego fue limpio, «no hubo ningún comportamiento antideportivo», recalca a ABC el director del Santa María del Pilar, Leoncio Fernández. Pero para el responsable de este centro educativo ganar no basta si el «fair play» no se traslada a todas las esferas, incluidas las redes sociales.

«El partido –celebrado el pasado 3 de febrero– transcurrió con absoluta normalidad. Fue después de unos días cuando la dirección se enteró de que varios alumnos, algunos miembros del equipo y otros no, colgaron unos ‘memes’», relata Fernández, que evita entrar en detalles sobre estas parodias porque las califica de «ofensivas y faltas de respeto» hacia los contrincantes. «Consideramos que se vulneraba la raya del respeto, que es exigible a cualquiera. Por ello, nos reunimos el equipo de dirección y, junto con los responsables deportivos, decidimos qué medidas tomar», explica.

Además de emitir un comunicado en el que el centro pide disculpas al colegio Obispo Perelló públicamente, los propios alumnos implicados, de entre 16 y 18 años, también han mandado una carta a los afectados, excusándose. Por su parte, la dirección del Santa María del Pilar les ha impuesto una sanción interna.

«Lógicamente, la decisión fue dolorosa para los alumnos, que lo han vivido con amargura. Entre los padres ha habido todo tipo de reacciones», indica el director, que asegura que recibió felicitaciones, peticiones de que individualizase la responsabilidad y no pagaran justos por pecadores y quejas sobre lo «drástica» que fue esta medida.

Ante estos momentos tensos, Fernández les pidió que se pusieran en el lugar del otro equipo. «Les dije que tenían que hacer un ejercicio de empatía. Esta es la palabra clave que hay que utilizar en una situación así», considera. «Hay que tener un respeto indiscutible al contrario», recalca. Sus alumnos, a los que tilda de «magníficos», asegura que «han aceptado esta metedura de pata». Una equivocación que «ocurre a menudo» en las redes sociales, sin embargo, Fernández quiso aprovechar la circunstancia para «enviar un mensaje educativo»: «El mensaje de fondo es que el respeto tiene que estar por encima de cualquier otro resultado o beneficio que podamos obtener».

He recogido parte de la entrevista que publicó ABC porque es bueno recalcar las enseñanzas positivas que se dan a diario aunque no sean foco de atención. Realmente debería ser la normalidad, enseñar, corregir, educar, formar…efectivamente el hecho de que se haga noticia indica que estamos faltos de este tipo de noticias, de buenas noticias, que deben ser la tónica habitual en una sociedad sana.

El colegio concertado Santa María del Pilar, su director y el equipo docente les han dado a sus chavales una magnifica enseñanza que posiblemente corrija futuras conductas.

Un diez a éste director por ejercer la autoridad de manera correcta y por enseñar en positivo a sus alumnos. Qué importante la empatía.

La pregunta es:

¿Habría sido más cómodo para éste director hacerse el sueco y no haber sancionado a los chavales?

Gran Senda de Málaga

arc_172271_g
Una imagen del camino

El enlace que os dejo explica muy bien qué es la Gran Senda de Málaga.

Yo he tomado conciencia de su existencia hace muy poquito y ya me ha dado la vida para hacer dos de sus tramos, concretamente el último de 21,5 km. Un buen paseo que me genera cierto dolor de cadera a partir del kilómetro 15…

Ya he dicho en ocasiones anteriores que sería ideal tener un patrocinador y poder dedicarme a esta pasión del senderismo a tiempo completo, sin tener que hacerlo compatible con mi jornada laboral, que ultimamente me tiene poco motivada. No ayudan mucho las noticias que hablan de prolongar las jubilaciones a los 67 o más. Para cuando pueda venir a disfrutar de días y semanas completas ya no tendré fuerzas para caminar, no para caminar a esos niveles…

El tema es que en mis dos excursiones por la Gran Senda de Málaga he aprendido a interpretar las señales y balizas que hay a lo largo de toda la ruta, señales y balizas que he podido ver con anterioridad al pasar por esos caminos y que no entendía. Aprender me gusta.

Me gusta aprender y me gusta caminar en buena compañía y con una meta. Mucho más apetecible que salir a dar un paseo en solitario y sin rumbo fijo.

Os contaré la próxima 🙂

Jesús Candel, el David del Siglo XXI, frente a Goliat, alias Junta de Andalucía

actualidad_169994131_20974637_1706x1280

No sé ni por dónde empezar para hablar de lo que está pasando en Granada y sus hospitales, no sé cómo definir a Jesús Candel que para mí es sin duda el David del Siglo XXI. Un hombre valiente en una sociedad cobarde. Un hombre que ha iniciado una cruzada que no tiene vuelta de hoja.

Una breve introducción para quienes no estéis familiarizados con la problemática sanitaria en Granada:

¿Qué está pasando en Granada? Que se han cargado un hospital. En la ciudad existían dos, el Clínico, que cubría la zona Sur, y el Virgen de las Nieves, para la zona Norte. Hace más de 15 años, la Junta puso en marcha un proyecto para sustituir el Clínico por un nuevo centro, mejorado en todos los sentidos. Pero lo que han hecho finalmente es dejar dos edificios, con unas especialidades en uno y otras diferentes en el otro, no las mismas en los dos. Por lo que un paciente puede llegar a un hospital con una dolencia, pero si le da un infarto se tiene que ir al otro hospital [que está a 11 km de distancia] que es donde está Cardiología. Un desastre, un caos. Lo que han hecho es una sucia maniobra y un gran recorte sanitario, con 1.100 profesionales sanitarios menos y 600 camas menos.

Básicamente las políticas socialistas en Andalucía han desmembrado dos hospitales completos y han dividido las especialidades, de tal modo que si uno se pone enfermo…no sabe dónde tiene que ir y lo peor, puede que se dirija a un hospital a urgencias y que tengan que desplazarlo a otro hospital…con el peligro que eso supone en caso de dolencias graves.

Jesús Candel es médico, es padre de familia y ha tomado la iniciativa de denunciar y reclamar dos hospitales completos para Granada. Ha movilizado a toda la ciudad que acude de manera masiva a cada concentración que convoca Jesús y ha conseguido hasta ahora que empiecen a rodar cabezas de directivos y altos cargos responsables de éste despropósito hospitalario en la ciudad nazarí.

Jesús ha sufrido amenazas, han querido comprarle con ofrecimientos golosos, lo han querido reclutar en sus filas los partidos políticos. Él no se vende, no se mueve por intereses personales, no se ofrece al mejor postor. Jesús Candel quiere dos hospitales completos para Granada y lo hace con su simpático grito de guerra: yeahhhhh

Éste hombre sencillo ha conseguido hacer temblar los cimientos de la política sanitaria y cuenta con el respaldo de toda una ciudad y con el arma más poderosa que pueda tener un hombre: la razón. Lleva razón en lo que pide, en lo que denuncia, en lo que reclama y absolutamente todos los que amamos Granada y a sus gentes estamos agradecidos a este pequeño David que ha sido capaz de sacudirse el miedo o la pereza y está luchando con valor y firmeza y pacíficamente para reivindicar y exigir dos hospitales completos para Granada.

Para mí Jesús Candel es ejemplo de ciudadanía, ejemplo de valor y coraje y ejemplo de generosidad, y gracias a eso y a su capacidad de movilización, Granada va a tener dos hospitales completos, aunque eso suponga la derrota de Goliat, una Junta de Andalucía, partidista, egoísta y prepotente que no ha sabido valorar el daño irreversible de su empecinamiento por desmembrar dos hospitales completos que son los que exige esta ciudad andaluza.

Aprovecho la ocasión para dejaros enlazada la Fundación Spiribol cuyo objetivo es ayudar a niños con problemas sociales y encauzarlos a través de este juego de pelota que inventó el abuelo de Jesús Candel. Spiriman es el fundador y presidente de esta Fundación. Vamos, que éste hombre no pierde el tiempo en lo que ayudar a otros se refiere.

Gracias Jesús Candel, gracias Spiriman, eres un tío grande.

 

Me desdigo de todo lo dicho…

article_13829054944

Me desdigo de todo lo dicho si lo dije mal, si cuando hablé fue con intenciones magistrales o con el aguijón preparado o con la furia desatada. Muchas veces lo hice así y lo hice mal, pero los errores no caducan, permanecen en la memoria de quienes hirieron y de los agredidos. No es fácil perdonar, no es fácil…

Cierta es aquella frase machaconamente repetida por mi padre “niña, que no es lo que dices, sino cómo lo dices”. Y es que pulir las formas lleva tiempo, lleva años, a veces toda una vida y acaba uno muerto y sin conseguirlo.

Creo que la palabra es poderosa y es una responsabilidad grande emplearla bien, con mesura, con capacidad de diálogo, la palabra debe estar presta a la escucha, incluso a ser retirada si ha habido equívocos, no pasa nada.

Mi alma guerrera ha empezado distintas cruzadas que poco a poco he ido abandonando,  no por falta de interés, sino de conocimiento.

Ahora que sé más, entiendo mucho más y sobre todo, soy consciente de las enormes, inmensas, infinitas lagunas que hay en mí y por lo tanto, y precisamente por eso, no estoy en disposición de afirmar casi nada.

Afirmo algunas cosas, sí, siempre, sin duda, pero son las menos, muy pocas y desde luego, ninguna referida a cosas mundanas…ninguna dicha con acritud, no de ahora en adelante. Toda una declaración de intenciones.

 

¿Toros o fantasmas?

torosfinal

Andrés tenía miedo, mucho miedo a los fantasmas de su vida, fantasmas que espantaba a manotazos, en sentido figurado, obviamente.

Pero las desgracias de Andrés iban más allá del miedo a los espectros porque lo cierto es que también le causaban pavor los toros. Esos toros bravos, de pitón afilado, de envergadura imponente, toros, en definitiva, muy toros.

Así pues el pobre Andrés estaba rodeado de miedos que le impedían respirar con normalidad, le impedían dormir con tranquilidad, le impedían vivir con alegría y con paz.

Pero un buen día, nuestro protagonista tomó una decisión muy acertada, una decisión doble, definitiva. Se enfrentó a sus fantasmas y pudo comprobar que se materializaban y que dejaban de ser sombras oscuras para pasar a ser toros de ganadería, las mejores reses que pudiera haber. De esa manera eliminó de un plumazo uno de sus dos problemas.

Más adelante decidió librarse también de los toros, así que se agarró los machos, se encaró a los astados de su vida y decidió librar una lucha noble y valiente.

En el mismo instante en que hizo esto, sencillamente, dejó de sentir miedo y ese día descorchó una botella de cava y brindó por los extintos fantasmas, por los toros desaparecidos.

La pregunta es:

¿Qué te dan más miedo, los toros o los fantasmas?