Cataluña, ese trozo de mí

tan

De esta parte de España hay mucho y bueno que decir, mucho y bueno que mostrar, mucho y bueno que compartir y disfrutar. Cataluña es señorial, tiene riqueza, industria y hasta mar. Cataluña es hermosa. Nadie lo discute.

Se discute, eso sí, tristemente, si Cataluña debe ser una nación independiente. En ese debate deberíamos estar todos, porque la soberanía de España reside en sus gentes. Es de sentido común que lo que nos afecta a todos, se decide entre todos. Lo otro puede ser una dictadura…

Dicen que para bailar un tango, hacen falta dos…

Para que haya diálogo, tiene que haber voluntad de llegar a entendimientos. La manera rastrera en que el gobierno de la Generalidad arengó a las masas hacia un referéndum fallido, ha dejado tristes fotografías para el recuerdo. No acabamos de aprender y seguimos pensando que la imposición de una idea por la fuerza bruta es una opción. No lo es, porque España es un país democrático y la soberanía reside en el pueblo español,como ya he dicho, existen unos parámetros legales para modificar la Constitución, hay recursos políticos para negociar aquello que más conviene, siempre pensando en el bien de los españoles, siempre pensando en la mayoría de los españoles. Lo que no puede ser es el bochornoso espectáculo al que hemos asistido, urnas de plástico en mitad de la calle y la gente creyéndose que A)estaba votando y B)pensando que su voto podía tener utilidad…

Qué manera más titiritera de destrozar una convivencia social, cuya fractura será difícil de recomponer, qué manera más escandalosa de despilfarrar el dinero público que tanto esfuerzo cuesta ganar…

Qué fácil es manipular las cifras Sr. Puigdemont, qué fácil seguir mintiendo impunemente, qué fácil inventarse datos e ir de víctima por la vida. Una víctima millonaria a la que se le pueden imputar unos cuantos delitos…a ver cuando le vemos en los tribunales, que quien la hace la paga…¿o es Puigdemont un personaje VIP que no responde ante la Justicia ni tiene por qué respetar las leyes?

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se desplazaron a Cataluña para proteger a la ciudadanía y para impedir que se cometiese un delito, y yo se lo agradezco enormemente.¿Hubo carga policial? Pues no lo sé exactamente, las imágenes son impactantes pero no significan nada sino se contextualizan y se explican las circunstancias. Dejo aquí el testimonio de quien sí estuvo en primera línea.

Lo que yo ví fue cómo la gente le lanzaba piedras a la policia nacional y a la guardia civil, vi cómo les gritaban y les insultaban, vi cómo les empujaban y les atacaban y les escupían, vi con estupor y vergüenza cómo los Mossos se encaraban a la Guardia Civil…Los Mossos, que se lavan las manos, que se quitan de en medio desobedeciendo un mandato judicial, que incumplen con su obligación…¿podríamos llamarles cobardes y desleales?¿dieron muestras de no merecer estos adjetivos?

Desde luego coincido absolutamente con todos los que afirman rotundamente que no se tendría que haber llegado a esto, me duelo con todos los que viven asustados en sus propias calles, me solidarizo con quienes ayer fueron atacados y reivindico el único camino posible en democracia: hacer cumplir la Ley.

Cuando cumplimos la ley damos muestras de civismo, cuando cumplimos la ley estamos dentro de los márgenes de la convivencia, cuando cumplimos la ley aseguramos la paz de una sociedad entera, pero esa ley no puede ser prostituida al capricho de un mal político que, despreciando la ley, nos desprecia a todos.

No desandemos nuestros pasos porque pudiéramos llegar a donde nunca querríamos ir, a donde nunca querríamos volver.

Anuncios

El niño preferido

3070-frase-quien-no-conoce-la-divertida-historia-del-nino-caprichoso-que-despertandosesigmund-freud

El niño preferido en una casa puede llegar a convertirse en un monstruo. Es el típico niño malcriado que pide todo y todo se le da, a veces incluso antes de que lo pida. Así, el pobre, acaba convirtiéndose en un ser deforme que está lejos de captar la realidad de las cosas, pierde todo criterio objetivo y acaba siendo injusto y tirano.

Esto es lo que pasa.

Además, los progenitores acaban arredrándose ante las crecientes exigencias y amenazas del enano que va creciendo un poco descerebrado, cada vez más violento y chulesco y convencido siempre de estar en el derecho de merecerlo todo. ¿Incluso a costa de sus otros hermanos? Por supuesto. Sobre todo, por encima de sus hermanos, del Papa de Roma o de Carlos V.

Los hermanos ven afligidos a unos padres débiles y dubitativos y a un hermano que a toda costa quiere desvincularse de lo que no puede desvincularse nunca, porque aunque sea un monstruo egocéntrico y malcriado, lo cierto es que es hijo de esos padres, hermano de sus hermanos y miembro de esa familia. Por más que le fastidie.

Ejemplos tenemos muy actuales, como el caso de  los separatistas, golpistas en Cataluña, región por cierto, que ha sido siempre favorecida, siempre mimada, siempre abusadora…y todos los “papás estado” que han tratado con ella han sido sumisos, permisivos y excesivamente generosos y, bueno, ahora tenemos la patata que tenemos. Patata, por cierto, de elevadísimo precio que principalmente, no se engañe nadie, van a tener que pagar quienes viven en Cataluña, sean lo que sean.

Y vista la situación, el lendakari sale frotándose las manos y como otro niño malcriado, pide, exige, quiere, demanda, reclama un montón de juguetes que “papá estado”…no sabemos aún qué hará.

Ojito con la mala educación de los hijos, que sale cara, muy cara, y aquí sí, aquí pagamos todos, todos, todos.

Si yo estuviera en el Gobierno dejaría de mirar para Tarifa, ahora y en los próximos cien años. A más no me alcanza la vista.

Desde la planta de arriba

korotkaya-pritcha-babka-ded-i-sobaka

Escribo desde la planta de arriba de la casa unifamiliar donde batallan mis padres cada día.

El tiempo y la enfermedad hacen estragos en el cuerpo y  en cada jirón del alma y en ellos, la vejez se va aposentando con la misma naturalidad que el día persigue a la noche hasta completar la oscuridad.

Él está fuerte como un toro, o como dos, o como tres; ella no, ella está frágil como un gorrión recién salido del cascarón, o como dos, o como tres…

Aquí el tiempo se sucede de manera distinta, no es el ritmo al que estoy acostumbrada, concediendo que todo tiempo tiene un espacio común y sin embargo se mueve de distinta manera, de tal modo que pudiera ser un viento huracanado o una brisa juguetona o una calma chicha, según por quién y por dónde pase.

Mi madre está recibiendo una de sus clases de fisioterapia y rehabilitación en un intento desesperado por frenar lo inevitable.  Creo que esas clases le hacen bien y a la vez la agotan, pero sobre todo, espantan el tedio y la inmovilidad que puede ocasionar la quietud o el aburrimiento.

Mi padre andará metido en sus lecturas; es un hombre culto e instruido que a sus ochenta y dos años ha tenido que solicitar que le permitan “aparcar” la tesis doctoral en la que ha estado investigando el último año, porque ahora mismo su asignatura pendiente, su matricula de honor es ella, siempre ella, desde hace casi sesenta años ella, solo ella.

A mí me vais a perdonar el post autobiográfico pero, de uvas a peras, es bueno mirar hacia adentro, mirar alrededor, mirar a los demás, los protagonistas de mi personal película y dedicarles unas líneas.

En esta ocasión y en expresión taurina, va por ellos, mis padres.

Luces y soles

luces y soles

Luces era un tipo simpaticote y de pocas ideas pero soberbias,de magníficos sentimientos, noble y justo. Era jovial y afable, divertido y bonachón. De esos a los que gusta contar en el catálogo de buenos amigos. Tenía gran capacidad para olvidar sinsabores y exprimir nuevos jugos de las frutas que ofrece la temporada, que ni más ni menos, es la que toca vivir.

Soles era el anillo a la medida de Luces, una mujer serena y tierna como un bizcocho  recién horneado, lista como una pimienta e infatigablemente positiva.

Se llevaban bien y se querían mucho pese a sus antepasados y pese a sus congéneres y pese a lo que pesase, que sólo se vive una vez.

Vivían en paz, partiendo un mendrugo de pan el día que no había más viandas, un trago de vino a la bota…de vino y a dormir como duermen los niños, una ovejita, dos ovejitas, tres…

Luces y Soles eran una auténtica promesa, esperanza de quienes no ven más allá de sus narices ni distinguen la alegría que produce el color, blanco, verde, rosa…obviaré el rojo y el azul, colores preciosos que han sido desvirtuados por el uso y el abuso de quienes se los han apropiado.

No vivían en el pasado, ni alimentaban rencillas, ni enfrentaban a los vecinos…sólo tenían el presente y miles de sueños futuros que, con esfuerzo y paciencia, algún día llegarían.

Luces y Soles. De todo corazón.

Mi país, España

ñ

Mi país es España, mi lugar de origen, mi tierra patria, mi hogar. Es donde está mi gente, donde están mis playas, donde está mi vida, el sol que me calienta y la noche que me arropa.

En España hablamos español, éste es el idioma oficial; además está el vasco, el gallego y el catalán, lenguas todas, digamos de segundo orden a la hora de representar a mi país.

En España se habla español, bueno, aquí y en medio mundo, siendo un idioma con una expansión brutal. Es un idioma muy valorado fuera de nuestras fronteras, una lengua bonita y difícil de conjugar, como difícil por estúpido o incomprensible es oír hablar en catalán con traductores simultáneos en las televisiones públicas o privadas de España dada la magnitud de la noticia y el momento que estamos viviendo.

Cuando el mundo entero vuelve la vista hacia Cataluña por razón del triste atentado terrorista, las autoridades catalanas pretenden comunicarse hablando catalán.

Pues mal, muy mal, una vergüenza más que nos hacen pasar los independistas catalanes que han visto la posibilidad de tener su minuto de gloria, a pesar de la tragedia, y han dicho: ahí vamos.

Mi país es España y en éste país se habla español, además de otras lenguas de segundo orden, como digo, en cuanto a importancia y representatividad.

Algunos impresentables no llegan a entender esto siquiera.

Y luego hablan de unidad…

Las lágrimas de una Reina

bandera-lazo

España llora por la tragedia de Barcelona, por el cruel y horroroso atentado de los terroristas islámicos, que, una vez más riegan de sangre las calles de nuestra civilización; también lo hacen en países asiáticos y africanos que sufren su asedio y su barbarie a diario, digamos que es un ataque globalizado y es el mundo entero su objetivo y todos y cada uno de nosotros.

Recuerdo las lágrimas de una Reina, Dª Sofia, cuando abrazaba y daba el pésame a los familiares de las víctimas de Eta, otra lacra social que aunque ya no mata, sigue hiriendo con su actitud chulesca y proetarra. Recuerdo el dolor que expresaba aquel rostro regio, que era expresión del dolor de todos.

Ayer los Reyes de España también acudieron a abrazar y a dar su calor a las víctimas del atentado de Barcelona, gesto bonito que se une a miles de gestos solidarios que vuelcan su cariño en Cataluña, porque Cataluña somos todos, porque nuestra nación, España, ha sido atacada.

Éste artículo escrito en 2014 por Pérez Reverte es muy expresivo de la realidad en la que estamos inmersos y aunque hay un esfuerzo enorme por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y en su conjunto de las naciones, tengo la sensación de que es un mero esfuerzo defensivo y preventivo.

Mientras, la población árabe se beneficia de ayudas sociales que nosotros no tenemos, se les subvencionan mezquitas, se quieren prohibir nuestras costumbres ancestrales  culturales y que provienen del cristianismo como es el belén en Navidad o las procesiones de Semana Santa o la simple presencia de un crucifijo en una clase, no vaya a ser que hiramos la sensibilidad de los musulmanes que han hecho de nuestro país el suyo, aunque ellos no se han integrado,sencillamente han implantado aquí sus costumbres y nos van arrinconando, mientras voces demagogas nos animan a ser solidarios.

Solidarios sí, siempre, idiotas no.

No veo implicación por parte de la comunidad musulmana para defendernos de estos ataques, no les veo protestar por esta barbarie, no sé dónde están a la hora del terror salvo en algún lánguido comunicado. Cierto es que hay musulmanes buenos no, mejores que nosotros, cierto es que no podemos mirar con desconfianza a todos aquellos que nos puedan parecer yijadistas por el mero color de su piel, pero señores, somos humanos y aunque Barcelona grita que no tiene miedo, miedo hay cuando no se sabe ni cómo ni dónde volveremos a ser masacrados.

Los políticos tienen la llave para poner solución a esto, obviamente Defensa tiene que tener una mayor partida económica y obviamente hay que tomar medidas que puedan parecer impopulares, pero que son justas. Los españoles, igual que el resto del mundo, estamos siendo atacados y mi pregunta es : ¿En una guerra, podemos ganar escondidos en las trincheras?

Ojalá alcancemos la paz, ojalá el mundo pueda vivir en armonía, ojalá no hicieran falta las fronteras, ojalá todas las religiones adoraremos a Dios sin distinción, hermanados, tolerantes y pacíficos. Ese es mi deseo y mi oración pero mientras esa paz llega, entiendo que hay que poner los medios.

Triste y doloroso golpe en Cataluña que a todos, al menos a los buenos, nos llena de dolor. Mi cariño para esta parte de España que ha sido atacada sinsentido y brutalmente.