La ideología de género, una sinrazón

Éste vídeo explica en pocos minutos el trasfondo de la ideología de género, un negocio que alguien se sacó de la manga y que ha conseguido confundir los más básicos esquemas mentales de muchas personas que cuando oyen hablar de “género” entienden que hablamos de “masculino o femenino”. Nada más lejos de la realidad.

“La ideología de género es la última rebelión de la creatura contra su condición de creatura. Con el ateísmo, el hombre moderno pretendió negar la existencia de una instancia exterior que le dice algo sobre la verdad de sí mismo, sobre lo bueno y sobre lo malo. Con el materialismo, el hombre moderno intentó negar sus propias exigencias y su propia libertad, que nacen de su condición espiritual. Ahora, con la ideología de género el hombre moderno pretende librarse incluso de las exigencias de su propio cuerpo: se considera un ser autónomo que se construye a sí mismo; una pura voluntad que se autocrea y se convierte en un dios para sí mismo” (Cardenal Joseph Ratzinger).

La defensa de la identidad humana, la defensa de la biología y la defensa de la distinción de sexos, nada tiene que ver con el tema de la transexualidad, o dicho de otro modo, afirmar lo primero no significa atacar lo segundo. Máximo respeto a las personas transexuales. Máximo. Que nadie manipule el hecho de que defendamos que lo blanco es blanco.

Ya pasó con la batalla perdida del “matrimonio” como concepto que definía un estado. Al admitir como matrimonio cualquier unión, queda vacío de contenido el sentido originario del término, es decir, que un matrimonio es la unión de un hombre y una mujer. Y afirmar esto no va en contra de las uniones homosexuales, sencillamente las diferencian, porque no son lo mismo. Máximo respeto a estas uniones de personas del mismo sexo. Máximo. Que nadie manipule el hecho de que defendamos que lo blanco es blanco.

El caso es que poco a poco nuestros cerebros se deforman y llegamos a dar por válido lo que es de suyo, absurdo e irracional. Ahora toca “deconstruirnos”…no quiero pensar qué puede ser lo siguiente.

Y voy a referirme al programa de la Sexta presentado por Iñaki López, que dio un ejemplo perfecto de lo que puede llegar a ser la prepotencia, la ignorancia y la violencia que contiene esta ideología de género, con afirmaciones tales como que la sexualidad no está en los genitales sino en la cabeza, algo que, afirmaba con vehemencia y faltando al respeto del supuesto “entrevistado” que apenas pudo articular palabra. Cero para el Sr.López. Cero.

A este señor me gustaría preguntarle, llegado el caso de una futurible paternidad,si ha sido niño o niña, aunque mucho me temo que su respuesta será un coherente “no tengo ni puñetera idea” ya que no sé qué hay en su cabecita. Lo mismo es conveniente que no le inscriba en el Registro Civil, porque ponerle un nombre determinaría un sexo…y desde luego que le vista con colores neutros, nada que pueda confundir al bebé y hacerle tender hacia uno de los sexos, y todo ello, insisto, con la negación más absoluta y chulesca de la certeza de la biología.

En fin, el mundo está lleno de necios, pero que no nos vendan la burra y sobre todo, que no adoctrinen a nuestros niños en las escuelas, que no les confundan, que no los programen. Para educar están los padres en concreto, y la familia en general. Para arengas y discursos políticos está el hemiciclo.

Anuncios

Impresiones del debate

706

Las impresiones que tengo del debate ahora que las pienso en frío son poco esperanzadoras.

Rajoy se equivoca arremetiendo contra Rivera; curiosamente ignoró por completo al podemita…desconozco si es una nueva táctica, o que no le considera o que cree que le gana por goleada. Ignorar al enemigo, en cualquier caso, nunca es una buena estrategia …

Sánchez se equivoca arremetiendo contra Rajoy; toda su inspiración nacional sobre el futuro gobierno socialista se centró en descalificar continua y constantemente a la derecha española y en concreto a Rajoy. Creo que Sánchez es un cadáver político-se verá…-

Rivera se equivoca dando a diestra y a siniestra; cierto es que disfruté con la envestida a Pablo sobre la dudosa moralidad del dinero con el que se lanzó el partido del podemita, envestida que ningún otro político allí presente secundó…¿ignorantes, lerdos, cobardes?, pero también es cierto que tiene que definirse un poco más…pareciera que quiere acostarse con todos.

Pablo se equivoca con esa pose lastimera y esos madre mía que le hicieron suspirar durante todo el debate al ver que su amado Pedro no le quiere, no puede quererle, quizás porque no le dejan…

Cierto es que Rajoy aguantó bien los ataques aunque estuvo muy flojo, nervioso y titubeante al intentar defender lo indefendible, hablo de corrupción claro, de aforamientos, de silencios cómplices.

En fin, para mí que la foto sigue exactamente igual, las rencillas personales siguen igual, la ausencia de pactos también, y en general el deseo codicioso de hacerse con el poder sigue siendo el denominador común de cuatro políticos que por una razón u otra no merecen mi voto aunque por responsabilidad social acudiré a las urnas y votaré.

Esta semana no publicaré el jueves