Como el agua entre los dedos…

img-20161120-wa0001

Así se le escapaba la vida, como el agua entre los dedos, lentamente y sin remedio.

Ella sólo era consciente a medias, para consuelo de los suyos, sentía el pesar de los años y la embestida de la enfermedad pero el calor de su marido la arropaba en los días más fríos y cuando la noche llegaba, él estaba siempre ahí, a su lado, amable, enamorado, con el alma rota, como cada noche desde aquella primera vez a la que siguieron muchas lunas, no siempre de miel, porque la vida no da tregua, pero siempre juntos, que no hay mayor alegría que la del amor correspondido.

Ella se estaba yendo y lo hacía a la vista de aquellos ojos cansados que cada vez veían peor, que cada vez atisbaban más sombras a pesar de esa esperanza que siempre busca la luz. Ella, su amor, su mujer, su esposa, su compañera de camino, la que supo aguantar sus vientos, la que le consoló en tantos desconsuelos, con quien emprendió mil batallas, la madre de sus hijos, aquella morena, alta y guapa, su incondicional, su todo, su mitad, se le escapaba como agua entre los dedos y él no podía hacer nada.

Una lágrima surcó aquella cara de varón valiente y aguerrido, un caballero andante ya sin espada, ya sin cabalgadura, un hombre frente a su mujer a la que tanto amaba y que se le iba…

Mientras, ella le buscaba con insistencia y él la besaba con dulzura, ella le llamaba constantemente y él acudía a su llamada una y mil veces, cada día, ayudándole a caminar en lo que sin duda, era el último tramo de un camino frondoso, de espléndidos frutos y no pocas espinas.

Pudiera decirse que él gustaba la hiel de la viudedad, cruel y prematura puesto que ella se le estaba yendo,seguía allí, sí, pero sólo a ratos, cada vez más escasos…

Se adentraba en las profundidades de un mundo inexistente…pero indiscutiblemente auténtico en su mente. Y lo hacía con miedo a veces, otras tambaleante y siempre de su mano, siempre él, el hombre que la llevó a la luna y que conquistó los mares para ella, el hombre que la hizo feliz… el hombre que la hace feliz, que sigue acunando sus sueños y descubriéndole cada madrugada un nuevo amanecer.

Forjaron un amor sólido que cuajó y llegaron a multiplicarse y fueron fieles y todavía celebran el haberse conocido, todavía y siempre, y renuevan aquel sí que un día se intercambiaron y ahora, cuando cae la tarde, lo único que cuenta es el amor, lo único que queda es el amor, todo lo demás, la hojarasca, ha desaparecido para bien.

Ella se le escapa como agua entre los dedos y él la sujeta con firmeza y con ternura mientras le susurra al oído dulces palabras de amor.

Una lágrima triste y solitaria resbala por la mejilla de su amado…

Los mundos de Numa

 

En los mundos de Numa no faltan  acordes de guitarra o pasos en Semana Santa,lágrimas sentidas o fuertes carcajadas.

Se vive muy bien porque… donde hay esfuerzo hay recompensa, donde hay amor hay paz, donde hay fidelidad hay felicidad.

En los mundos de Numa podemos encontrar enormes fuentes de huevos fritos con patatas, pistas de tenis nostálgicas de su ausencia y miles de kilómetros, testigos mudos de su entrega,apretujados en una maleta.

Si ella fuese música sonaría como un dulce ritornello,con un empeño inquebrantable de servicio, vivido discretamente, sin ruido o presunción.

Numa es un eslabón de la cadena.

Un eslabón fuerte, porque es fuerte su fe; un eslabón amable, porque su corazón es misericordioso; un eslabón distinguido y elegante, aunque… Numa, no lo sabe.

Es un corazón de la high society espiritual, como me gusta bromearle .

Está plenamente enamorada aunque ella nunca lo expresa así.

Chiqui me ha venido diciendo en estos últimos 25 años:”merece la pena a pesar de los pesares que en esta vida no faltan”.

Está convencida. Yo la creo y  lleva razón.

Hoy  la traigo a este espacio para felicitarla cariñosamente porque hoy, hace cuarenta años dijo SÍ.

¡Felicidades Numa!

La Santa Iglesia Católica

Benedicto XVI 1

– Por favor, póngame cuarto y mitad de ternera
– Señora, se confunde usted, esto es una joyería.

La señora, lejos de bajarse del burro, pasa a la ofensiva: ¿Pues sabe que le digo? Que es usted un totalitario, un intolerante y un terrorista de la libertad de mercado.

Convencida de lo equivocado que está el “señor de la joyería” coge las de “Villadiego” y a todo el que se cruza le habla pestes de semejante establecimiento.

Al día siguiente y al siguiente del siguiente, vuelve la señora a reincidir en su conducta insensata, majadera e inaceptable, se mire por donde se mire.

El señor de la Joyería tiene que guardar las formas, mantener un nivel de educación, de dignidad. No puede dejarse llevar por “los nervios” y además se deshace en explicaciones generosas de por qué no sirve carne en su comercio.

¡Qué tontería, que prepotencia de señor, pues no cree que lleva razón! dice cada vez más ofuscada la señora del ejemplo.

Así cada día con nuestra Santa Iglesia Católica.

Empeñados, empecinados en utilizarla, en servirnos de Ella, en cambiarla, manipularla, adecuarla a nuestro capricho, a nuestro deseo del momento, que mañana será otro.

¿Tan difícil es entender que la Iglesia custodia, cuida, protege, rige, administra un Bien que Cristo mismo ha puesto a su cuidado?

Nosotros, los católicos, debemos defender este depósito, con cariño, con firmeza, con valentía, con amabilidad.


Porque no es un invento humano. Ni una idea luminosa de algún sabio.

– ¿No podría darme un poco de ternera solo por esta vez? ¿Por la amistad que nos une?

– Pues, sintiéndolo mucho, no señora, no.

¿SE PUEDE SER FIEL?

La respuesta es que sí.

Que es una maravilla irte haciendo al marido(en mí caso), como se va amoldando el barro a las manos del artista.

Que no hay hombres mejores que el mío, y todo lo que “invite” a lo contrario, sencillamente, ¡es mentira!.

Lo bonito de ser fiel al marido es que le vas descubriendo virtudes. Pasan los años y le ves más hombre. Se ha curtido, ha madurado, ha ido escalando niveles y alcanzando cotas de sabiduría y paciencia. Es más guapo… ¡porque le quieres mas!

¡Cuatro hijos, mismo padre! ¿no es fantástico? Yo creo que sí. Y aquí no hay secretos aunque sí muchas recetas, pero en definitiva, lo importante es que esa decisión que un día tomamos juntos, ese sí que nos prometimos para toda la vida “a pesar de los pesares”, es un compromiso de amor que se actualiza cada mañana.

Amor y compromiso= Felicidad.

Prueba y verás.

El fuego quema


La infidelidad surge con absoluta normalidad y a vista de todos. Va disfrazada de naturalidad pero no engaña mas que a quien se deja engañar y seducir.

Veréis, uno no amanece en una habitación de hotel con un desconocido en su cama. Las cosas no son así. Este es el desenlace,no el comienzo.
Ellas están monísimas en sus puestos de trabajo y se pintan, sonrien y coquetean. Son tan serviciales…


Ellos escuchan comprensivos, a la compañera de trabajo y les dicen bonitas palabras de halago y de consuelo . Son tan majos…


Mientras, en casa, ellas y ellos están batallando con sus familias, están dejandose la piel a tiras para mantener a flote un hogar,limpiando pañales,fregando suelos, colgando cuadros y haciendo equilibrios con los pagos.


Cuando el cónyuge llega a casa, ya no quiere hablar. Está cansado.


Cuando llega ella,se descompone y se arranca las pestañas postizas y tira los zapatos y la Venus de oficina,se vuelve estropajo.



Además está el despacho de asuntos pendientes:lista de quejas,dolores y disgustos varios,asignaturas suspensas, electrodomésticos estropeados, la cuenta bancaria que baja y las 14 horas de oficina que dejan exhausto.


Al día siguiente,nuevamente frescos y descansados, vuelven a oler a perfume y a fijarse en esos labios, y ellas en … ellos, y uno y otro piensan: ¡que bien nos llevamos!

Qué guapa eres, y tú qué guapo. ¡Oh! si mi esposa,si mi esposo,me comprendiese igual que tú…
Y así, después de jugar a ver si se queman,resulta que se queman y ¡no saben ni cómo ha pasado! Habitación de hotel y divorcio al canto.Un nuevo hogar destrozado y los hijos a reparto.


Descubrirán que ella no nació con maquillaje y que él suele estar enfurruñado y volverán a las andadas en busca de lo que habían tenido y despreciaron.


No seamos memos.


Manten la distancia de seguridad.


Proteje tu matrimonio y defiende tu familia.


¿Incluso a costa de parecer imbécil y exagerado? Incluso.


Podéis venir a verme al Juzgado,que os paso datos,expedientes y sentencias a destajo.

Vuela amiga, vuela alto

Esta es mi amiga.

Le llamaremos Águila, ya que quiere mantenerse en el anonimato.

Hoy está de fiesta. Celebra un aniversario, pero como es un Águila y no habla mi idioma, no he podido entender cuántos años festeja. Da igual.

Hace tiempo, en algún lugar, mi amiga decidió levantar un vuelo majestuoso. Es un vuelo ambicioso, que busca dar caza al Amor.

Prometió fidelidad y es feliz.

Dejó de dar saltitos en la tierra y comenzó a elevarse alto, alto, alto y a ver las cosas a vista de águila, que según me cuenta o a mí me parece entender, es otra forma de mirar. Más profunda, con más alcance, con más perspectiva.

Las cosas se ven distintas, pero sobre todo, se ven mejor.

No me cuenta mucho más, solo insiste en que le acompañe en su alegría y le anime en su vuelo.

Y eso hago. Feliz día y feliz vuelo, que te fío largo pues aún te queda mucho por ver, seguro.