La ideología de género, una sinrazón

Éste vídeo explica en pocos minutos el trasfondo de la ideología de género, un negocio que alguien se sacó de la manga y que ha conseguido confundir los más básicos esquemas mentales de muchas personas que cuando oyen hablar de “género” entienden que hablamos de “masculino o femenino”. Nada más lejos de la realidad.

“La ideología de género es la última rebelión de la creatura contra su condición de creatura. Con el ateísmo, el hombre moderno pretendió negar la existencia de una instancia exterior que le dice algo sobre la verdad de sí mismo, sobre lo bueno y sobre lo malo. Con el materialismo, el hombre moderno intentó negar sus propias exigencias y su propia libertad, que nacen de su condición espiritual. Ahora, con la ideología de género el hombre moderno pretende librarse incluso de las exigencias de su propio cuerpo: se considera un ser autónomo que se construye a sí mismo; una pura voluntad que se autocrea y se convierte en un dios para sí mismo” (Cardenal Joseph Ratzinger).

La defensa de la identidad humana, la defensa de la biología y la defensa de la distinción de sexos, nada tiene que ver con el tema de la transexualidad, o dicho de otro modo, afirmar lo primero no significa atacar lo segundo. Máximo respeto a las personas transexuales. Máximo. Que nadie manipule el hecho de que defendamos que lo blanco es blanco.

Ya pasó con la batalla perdida del “matrimonio” como concepto que definía un estado. Al admitir como matrimonio cualquier unión, queda vacío de contenido el sentido originario del término, es decir, que un matrimonio es la unión de un hombre y una mujer. Y afirmar esto no va en contra de las uniones homosexuales, sencillamente las diferencian, porque no son lo mismo. Máximo respeto a estas uniones de personas del mismo sexo. Máximo. Que nadie manipule el hecho de que defendamos que lo blanco es blanco.

El caso es que poco a poco nuestros cerebros se deforman y llegamos a dar por válido lo que es de suyo, absurdo e irracional. Ahora toca “deconstruirnos”…no quiero pensar qué puede ser lo siguiente.

Y voy a referirme al programa de la Sexta presentado por Iñaki López, que dio un ejemplo perfecto de lo que puede llegar a ser la prepotencia, la ignorancia y la violencia que contiene esta ideología de género, con afirmaciones tales como que la sexualidad no está en los genitales sino en la cabeza, algo que, afirmaba con vehemencia y faltando al respeto del supuesto “entrevistado” que apenas pudo articular palabra. Cero para el Sr.López. Cero.

A este señor me gustaría preguntarle, llegado el caso de una futurible paternidad,si ha sido niño o niña, aunque mucho me temo que su respuesta será un coherente “no tengo ni puñetera idea” ya que no sé qué hay en su cabecita. Lo mismo es conveniente que no le inscriba en el Registro Civil, porque ponerle un nombre determinaría un sexo…y desde luego que le vista con colores neutros, nada que pueda confundir al bebé y hacerle tender hacia uno de los sexos, y todo ello, insisto, con la negación más absoluta y chulesca de la certeza de la biología.

En fin, el mundo está lleno de necios, pero que no nos vendan la burra y sobre todo, que no adoctrinen a nuestros niños en las escuelas, que no les confundan, que no los programen. Para educar están los padres en concreto, y la familia en general. Para arengas y discursos políticos está el hemiciclo.

Anuncios

Noticias positivas: educando en valores

baloncesto_directo_2015_2016_625x300_16

El respeto tiene que estar por encima de la victoria. Con esa premisa el director del colegio Santa María del Pilar, en el distrito Retiro, decidió retirar a su equipo de la Copa Colegial de Madrid ante las «actitudes irrespetuosas» que sus propios jugadores tuvieron con los rivales, del colegio Obispo Perelló. El equipo masculino de baloncesto implicado, formado por alumnos de Bachillerato, también tuvo que ofrecer el triunfo a sus adversarios, pese al contundente marcador final: 65-32.

En la cancha, el juego fue limpio, «no hubo ningún comportamiento antideportivo», recalca a ABC el director del Santa María del Pilar, Leoncio Fernández. Pero para el responsable de este centro educativo ganar no basta si el «fair play» no se traslada a todas las esferas, incluidas las redes sociales.

«El partido –celebrado el pasado 3 de febrero– transcurrió con absoluta normalidad. Fue después de unos días cuando la dirección se enteró de que varios alumnos, algunos miembros del equipo y otros no, colgaron unos ‘memes’», relata Fernández, que evita entrar en detalles sobre estas parodias porque las califica de «ofensivas y faltas de respeto» hacia los contrincantes. «Consideramos que se vulneraba la raya del respeto, que es exigible a cualquiera. Por ello, nos reunimos el equipo de dirección y, junto con los responsables deportivos, decidimos qué medidas tomar», explica.

Además de emitir un comunicado en el que el centro pide disculpas al colegio Obispo Perelló públicamente, los propios alumnos implicados, de entre 16 y 18 años, también han mandado una carta a los afectados, excusándose. Por su parte, la dirección del Santa María del Pilar les ha impuesto una sanción interna.

«Lógicamente, la decisión fue dolorosa para los alumnos, que lo han vivido con amargura. Entre los padres ha habido todo tipo de reacciones», indica el director, que asegura que recibió felicitaciones, peticiones de que individualizase la responsabilidad y no pagaran justos por pecadores y quejas sobre lo «drástica» que fue esta medida.

Ante estos momentos tensos, Fernández les pidió que se pusieran en el lugar del otro equipo. «Les dije que tenían que hacer un ejercicio de empatía. Esta es la palabra clave que hay que utilizar en una situación así», considera. «Hay que tener un respeto indiscutible al contrario», recalca. Sus alumnos, a los que tilda de «magníficos», asegura que «han aceptado esta metedura de pata». Una equivocación que «ocurre a menudo» en las redes sociales, sin embargo, Fernández quiso aprovechar la circunstancia para «enviar un mensaje educativo»: «El mensaje de fondo es que el respeto tiene que estar por encima de cualquier otro resultado o beneficio que podamos obtener».

He recogido parte de la entrevista que publicó ABC porque es bueno recalcar las enseñanzas positivas que se dan a diario aunque no sean foco de atención. Realmente debería ser la normalidad, enseñar, corregir, educar, formar…efectivamente el hecho de que se haga noticia indica que estamos faltos de este tipo de noticias, de buenas noticias, que deben ser la tónica habitual en una sociedad sana.

El colegio concertado Santa María del Pilar, su director y el equipo docente les han dado a sus chavales una magnifica enseñanza que posiblemente corrija futuras conductas.

Un diez a éste director por ejercer la autoridad de manera correcta y por enseñar en positivo a sus alumnos. Qué importante la empatía.

La pregunta es:

¿Habría sido más cómodo para éste director hacerse el sueco y no haber sancionado a los chavales?

La demostración de la no existencia de Jesucristo

e9cf12d0-9bdc-11e4-800a-a9debc99fb64_jesus-lapasiondecristo

La demostración de la no existencia de Jesucristo es el tema sobre el que versa una clase  “sobre pensamiento político ” en una universidad pública española. La semana pasada.

Un profesor argumenta durante una hora la no existencia de Jesucristo en una asignatura que, hasta donde se me alcanza, nada tiene que ver con Jesús, de quien es aquella famosa frase que ha llegado a nuestros tiempos:”dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”…

Entiendo que demostrar la existencia de alguien es más fácil que demostrar su no existencia, porque de la existencia tenemos hechos, de la no existencia no tenemos nada, pero en cualquier caso no acabo de relacionar el afán de centrar una clase universitaria sobre política moderna para negar la existencia de Jesús, se me escapa la “intención”…

Entiendo también que los creyentes queramos hablar de un Dios vivo al que seguimos y que da razón de nuestra propia vida, pero no sé qué gaitas mueve a un profesor a imponer como argumento didáctico su propia y personal incredulidad, afirmando algo que además no puede demostrar.

Podríamos entrar a debatir cómo se gestiona el dinero público y cuestionar la calidad de la enseñanza en nuestras universidades, la preparación y competencia del profesorado, etc etc lo que está claro es que Jesús de Nazaret sigue despertando pasiones…curiosa cualidad en alguien que no existió…

En cualquier caso, no está de más recordar que los católicos merecemos como mínimo, el mismo respeto que merecen los no creyentes, entre los que cuento con grandes amigos.

No sé, tal vez sería bueno reservar este tipo de conversaciones para las tertulias con los coleguillas, y a pachas, oiga.

Cuando ofendes al himno español

bandera de España

¿Qué ocurre cuando ofendes al himno español? A fin de cuentas es sólo una melodía, tan brutos somos los españoles que no hemos sido capaces de ponerle letra que exprese lo que simboliza.

¿Qué ocurre si no quiero respetarlo y me paso por el arco del triunfo la normativa, las leyes o el respeto a una nación entera?

Esta pregunta tendría muy distinta respuesta si hablásemos de Inglaterra o Francia, a los que cito por cercanía, aunque los ejemplos podrían ser incontables…

Pero si hablamos de España tenemos que rendirnos a la evidencia, aquí hacemos lo que nos da la gana, ni respeto a los símbolos nacionales, ni a la realeza. Aquí vamos por libre, en plan compadre, burros como pocos, a grito pelao.

Los que hacen cabeza, forman gobierno o imparten justicia callan como muertos, no vaya a ser que los violentos o los groseros o los maleducados o los totalitarios o los violentos groseros maleducados totalitarios puedan sentirse mal ante un posible recorte de sus libertades, entendiendo por libertad la desfachatez más absoluta.

Tantas veces como ofendan a España, a los españoles, a sus Majestades o a los símbolos que nos representan…tantas veces como los intolerantes insulten y escupan mi bandera, yo haré una entrada para expresar mi repulsa total a esta gentuza.

Padre Nuestro

 

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.

Ésta sencilla oración, sagrada para los cristianos, es un legado divino. Así lo entendemos y así lo respetamos todas las personas de bien, incluso quienes tienen otros credos.

Pero siempre hay quien no entiende nada y no respeta nada.

Algún día se encontrarán cara a cara con Él. Será el momento de que expliquen sus impudicias, sus blasfemias y las profanaciones a la palabra de Dios.

Qué importante es tener una cabeza bien amueblada y un corazón limpio y qué triste es lo contrario…

 

Chaqueta y corbata o la falta de respeto…

El uso de chaqueta y corbata es común entre los varones cuando llegan a cierta edad o a un nivel profesional que exige cierto cuidado en la forma de vestir y siempre que la ocasión lo requiera.

No me parece mal.

Cada momento tiene su aquel y todos podemos entender que no vestimos igual si vamos a una boda, a una excursión en la montaña o de bares con los amigotes. Esto es fácil de entender incluso para los más lerdos.

Me parecen bien aquellos restaurantes que, por ejemplo, exigen el uso de chaqueta y corbata. Si no la tienes, te la ofrecen amablemente y si a pesar de eso, te niegas a ponértelas, sencillamente acabas comiendo en otro sitio.

Cuando se quiere estar a cierta altura política hay que tener cierta altura personal, porque además de ser ejemplo para todo un país, es que se codea uno con las más altas esferas, y al margen de las personas, que merecen un respeto, están las instituciones, que merecen ese mismo respeto o quizás más, puesto que nos representan a todos.

Ir a despachar asuntos de Estado con el Rey de España merece un saber estar que no solo se traduce en palabras, también en gestos y en vestuario. La actitud chulesca de quienes llegan con la camisa a media manga y el pecho abierto, solo denota falta de educación y de respeto al Rey, a la Corona y a todos los españoles.

Me sorprende que la Casa Real no exija, como mínimo, lo mismo que muchos restaurantes: chaqueta y corbata. Y si no…a Venezuela, con todo mi respeto a los venezolanos, pero ya se me entiende.

La pregunta es:

¿Debería exigir la Casa Real cierto protocolo en la vestimenta de quienes se entrevistan con el Rey de España?