¡Que me devuelvan mi vida!

turismo

¡Que me devuelvan mi vida, mis calles, mi playa, mi espacio!

Entiendo que el verano tiene cosas maravillosas y nefastas. Hay una palabra que puede ajustarse a estos dos adjetivos y yo le llamo invasión, aunque comúnmente se le conoce como “turismo”.

Entiendo que el turismo tiene su cara y su cruz; normalmente a mi me pilla del lado de la cruz por lo que soy poco objetiva a la hora de hacer una valoración y es que, más allá del impacto económico que provoca allí donde se instala, más allá del disfrute personal de miles de criaturas comiendo, bebiendo, paseando, bañándose, tomando espetos y comprando compulsivamente en los supermercados y demás tiendas de la zona, más allá de los beneficios que el turismo aporta a la comunidad, lo cierto es que a mi me tienen muy harta.

No hay dónde aparcar el coche, se producen verdaderos atascos en los pasillos del supermercado, las calles están abarrotadas, la playa imposible y en general, todo resulta bastante incómodo. Supongo que el calor no ayuda.

Quiero que me devuelvan mis calles, mi playa, mi espacio…y volver a pasear a orillas del mar sin más compañía que las estrellas en el firmamento.

Estamos en agosto y estamos trabajando, por favor, déjenme un poquito de espacio🙂

La pregunta es:

¿Eres turista en verano?

La estupidez de Pedro Sánchez

maxresdefault

La estupidez de Pedro Sánchez es superior y manifiesta, innegable, indiscutible, espectacular, sublime, gloriosa.

No recuerdo otro político en la historia de la democracia que se haya empecinado de forma tan obtusa como éste, pobre. Ni recuerdo vergüenza mayor de cara al Mundo que nos observa estupefacto.

Pedro está enrocado en su personal soberbia y su delirio por el poder; su desesperación por entrar en el engranaje de presidentes con sueldo vitalicio,fundamenta sus razonamientos y los simplifica en una palabra:NO.

Que no está dispuesto a hablar con Rajoy-ni con el PP-, que no va a desbloquear la realidad política, que no le importa la estabilidad económica, ni los compromisos europeos, ni los votantes del PP, ni sus propios votantes, ni España y los españoles…

En su estúpida cerrazón niega lo evidente: los españoles queremos un gobierno, queremos que se trabaje en política, que se llegue a acuerdos, que los políticos sepan negociar, ofrecer y ceder y todo ello en pro de lo que sea mejor, lo más inteligente, lo más rentable para los españoles.

Pedro Sánchez se niega a escuchar, quizás sea un problema auditivo, sensorial o mental, porque lo que es evidente es que negarse al diálogo, negarse a la abstención, negarse al pacto y en definitiva negarse, es una estupidez. Puede quedarle el orgullo de pasar a la Historia como el socialista más incapaz.

Me queda la duda de si todo el Ejecutivo del PSOE padece la misma estupidez, empiezo a pensar que sí, eso o que en un supuesto partido democrático no hay ni la más mínima democracia y se hace  lo que dice el jefe.

¿De verdad los barones socialistas están del lado de Pedro? Cuesta creer que la estupidez personal pueda ser contagiosa y se haga colectiva.

¿No tiene mecanismos un partido político para evitar que todo el poder recaiga exclusivamente en una sola persona? No parece razonable y desde luego me recuerda a ciertas tiranías.

En definitiva que avanzamos inexorablemente hacia unas terceras elecciones pero…¿y después? ¿Iremos a las cuartas...? Desde luego la millonada que cuesta celebrar unas elecciones se las descontaba de sus sueldos a todos aquellos “tapones parlamentarios” que niegan que la política fluya.

En todo caso, Pedro está esperando y provocando que Rajoy muerda el polvo y vaya a una investidura fallida. Quizás en una segunda convocatoria procedan al desbloqueo y finalmente España tenga un gobierno para finales de octubre pero…¿nos conviene que sigan pasando los días sin una solución de gobierno?

Lo mismo nos vemos el día de Navidad comiendo polvorones y en los colegios electorales…y todo por cortesía de la brillante, inigualable y privilegiada capacidad táctica de un socialista que sueña ser como Mariano.

Bye, Bye England o el Brexit

Inglaterra

¿Cómo era aquella canción de Laura…?

Se fue, se fue…

La cosa es que nuestros queridísimos vecinos ingleses ya no quieren seguir en Europa, así que han dicho que se van y se han ido. Lástima que casi la mitad de los votantes hayan votado NO. Es lo que pasa con las democracias, te hacen la putadita y tienes que  estar contento, muy contento.

Bueno, ni idea para hacer una valoración político-económica, ni falta que me hace, lo que sí se es que voy a tener que renovar el pasaporte o desistir de viajar a Inglaterra, ya veré, según me apetezca una cosa u otra.

Ya tienen su propia unidad de medida, su libra de su alma de la que nunca se han desprendido y ahora, vuelven a sus orígenes, y todo ello con la misma Reina, que lo ha visto todo, todo, todo.

La bolsa, el ibex, las noticias, las tertulias, los analistas, los periodistas, la propia U.E, y sus países miembros, todos locos, locos, no sabemos …

Lo mismo esto sirve para que dejen de venir a España turistas británicos que se dedican a hacer balconin y a beber como cubas y organizar movidas nocturnas y disturbios callejeros.

No sabemos…pero de momento hay que dedicarle unas palabras de despedida al ex primer ministro inglés: bye,bye Cameron ¿Tienes ya nueva casita? Seguro que con los ahorrillos de estos años te da para un buen alquiler.

Lo mismo recuperamos el Peñón…aunque no sé que haríamos con tantos “monos”…

La pregunta es:

¿Qué te parece la salida de los ingleses de la U.E.?

Como sirenas en el mar

aComo sirenas en el mar, chapoteando en agua salada, fresquita, tonificante y purificadora.

Como delfines en el aire, saltando al sol y dorando la piel en los días de playa.

Este es el augurio de los próximos meses del inminente verano que ya está causando furor en ventas de aire acondicionado y sistemas rudimentarios pero que causan alivio como los sempiternos ventiladores.

Vamos a los 40 º grados de media en el Sur, temperaturas óptimas para trabajar, para caminar por la calle, para conducir, en definitiva, para sudar la gota gorda y entregar el espíritu, derretida la sesera y abandonada toda esperanza de tregua estival.

Empezamos la temporada alta solar y los que tenemos la suerte de vivir en el Mediterráneo, podemos llorar con un ojo y respirar algo más que los que viven en el interior, pero todos, unos y otros, debemos protegernos con cremas y aires, buscando la sombra, creando corrientes y refrescándonos con helados, agua fría, gazpacho o una buena cerveza. Hay que hacer todo lo necesario para sobrevivir al cambio climático que empobrece nuestros pantanos y adelanta los sembrados o los echa a perder.

Como sirenas en el mar, chapoteando en agua salada, fresquita, tonificante y purificadora.

Este es mi propósito personal- a ver si me organizo-, y este es mi deseo para todos los que puedan tomarse unos días de vacaciones.

La pregunta es:

¿Cómo llevas el calor?

Impresiones del debate

706

Las impresiones que tengo del debate ahora que las pienso en frío son poco esperanzadoras.

Rajoy se equivoca arremetiendo contra Rivera; curiosamente ignoró por completo al podemita…desconozco si es una nueva táctica, o que no le considera o que cree que le gana por goleada. Ignorar al enemigo, en cualquier caso, nunca es una buena estrategia …

Sánchez se equivoca arremetiendo contra Rajoy; toda su inspiración nacional sobre el futuro gobierno socialista se centró en descalificar continua y constantemente a la derecha española y en concreto a Rajoy. Creo que Sánchez es un cadáver político-se verá…-

Rivera se equivoca dando a diestra y a siniestra; cierto es que disfruté con la envestida a Pablo sobre la dudosa moralidad del dinero con el que se lanzó el partido del podemita, envestida que ningún otro político allí presente secundó…¿ignorantes, lerdos, cobardes?, pero también es cierto que tiene que definirse un poco más…pareciera que quiere acostarse con todos.

Pablo se equivoca con esa pose lastimera y esos madre mía que le hicieron suspirar durante todo el debate al ver que su amado Pedro no le quiere, no puede quererle, quizás porque no le dejan…

Cierto es que Rajoy aguantó bien los ataques aunque estuvo muy flojo, nervioso y titubeante al intentar defender lo indefendible, hablo de corrupción claro, de aforamientos, de silencios cómplices.

En fin, para mí que la foto sigue exactamente igual, las rencillas personales siguen igual, la ausencia de pactos también, y en general el deseo codicioso de hacerse con el poder sigue siendo el denominador común de cuatro políticos que por una razón u otra no merecen mi voto aunque por responsabilidad social acudiré a las urnas y votaré.

Esta semana no publicaré el jueves